[català]    [castellano]    [english]

TOXINA BOTULÍNICA
 
 

El tratamiento más popular en Medicina Estética. 

La toxina botulínica (Botox ®, Dysport ®, Azzalure ®, Xeomin ®, Vistabel ®) es una medicación de prescripción que, inyectada por un médico con experiencia y formación acreditada, produce una relajación del músculos faciales y mejora visiblemente las arrugas de la frente, de entre las cejas, alrededor de los ojos, cuello, etc. Utilizando una técnica especializada, la toxina botulínica también puede tratar efectivamente el sudor excesivo de las axilas, manos y pies. 
Esta medicación se utiliza en medicina de forma segura y eficaz desde hace más de 40 años, en una gran variedad de disciplinas tales como Neurología, Oftalmología, etc. 
En Medicina Estética se utiliza con éxito desde hace más de 20 años. 

Beneficios de la Toxina Botulínica
 
El tratamiento relaja los músculos que son la causa de las arrugas que se encuentran entre las cejas, la frente, alrededor de los ojos y la nariz. También se puede utilizar para reducir líneas faciales de alrededor de la boca y para suavizar arrugas del cuello. Los beneficios: 
  • Las arrugas casi desaparecen o disminuyen considerablemente en apariencia 
  • Puedes volver a tu actividad habitual sin interrupciones, después del tratamiento 
  • El efecto del tratamiento normalmente empieza al cabo de unos 2-3 días 
  • Los resultados estéticos suelen durar 3-6 meses 

No es necesario aplicar anestesia. La utilización de una micro aguja reduce la molestia de las inyecciones notablemente, haciendo el tratamiento casi indoloro. 

¿Cómo funciona la Toxina Botulínica? 
Las diferentes expresiones faciales ocurren porque el cerebro envía una señal a unos músculos determinados. Estos seguidamente se contraen, produciendo el movimiento deseado en la piel de la cara. La toxina botulínica bloquea esta señal, a nivel de la conexión entre el nervio y el músculo. Esto provoca una relajación muscular, dejando la piel de encima menos arrugada y más fina. El tratamiento afecta selectivamente los músculos inyectados, preservando la función normal de los músculos de alrededor. Ahora bien, para evitar la expresión "congelada" de la cara, el médico debe saber qué músculos faciales a tratar, y la intensidad de la relajación que se ha de obtener para producir un resultado estético natural. 

¿Cómo se hace el tratamiento? 
La medicación se inyecta con una jeringa estéril de un solo uso, utilizando una aguja finísima. Por cada grupo muscular, un número variable de inyecciones es necesario. Para tratar arrugas de la frente y ojos, normalmente se aplican 5-6 inyecciones. Para el tratamiento del sudor excesivo (hiperhidrosis) se necesita un mayor número de inyecciones, aunque depende mucho de cada individuo. 
El tratamiento dura unos 15-20 minutos, según el número de grupos musculares a tratar. 

 

 

 

Riesgos y efectos secundarios 
El tratamiento utiliza una medicación de prescripción médica exclusiva, por lo tanto sólo se puede prescribir por un facultativo. Las inyecciones deben administrarse por un médico con experiencia y formación acreditada. 
Pacientes con patologías de transmisión neuromuscular, glaucoma, infecciones, madres lactantes y embarazadas, entre otras condiciones médicas, no son buenos candidatos para el tratamiento. 
Posibles efectos secundarios: hematomas en la zona inyectada, inflamación, alergia a la medicación, infección, afectación de músculos periféricos, debido a la migración accidental del producto inyectado. 

Los efectos de la toxina botulínica duran unos 3-6 meses. Después de este período, se necesitará repetir el tratamiento para mantener los resultados estéticos logrados. Recomendamos que contactes a tu médico para comentar tu situación individual. 

Ejemplos
Para ver fotografías no retocadas de pacientes reales tratados exclusivamente por los médicos de Medical Aesthetics, ve aquí

Videos de demostración aquí

Fuente de información: archivos del BCAM (British College of Aesthetic Medicine), 2017.

Reserva tu consulta aquí