[català]    [castellano]    [english]

Lesiones vasculares
 
Restylane
 

El tratamiento de lesiones vasculares con láser (telangiectasias o arañas vasculares) es un procedimiento médico que utiliza la energía de la luz para reducir y eliminar las vénulas afectadas. A Medical Aesthetics, utilizamos el laser Nd-YAG, el más efectivo y seguro para lesiones vasculares en manos de personal médico altamente cualificado.

Cómo saber si el tratamiento con láser está indicado para mí?
Si eres una persona con piel blanca o ligeramente morena (fototipos I, II o III) y con pelo oscuro, el tratamiento con láser es adecuado para ti. La energía del láser es absorbida selectivamente por la oxihemoglobina de la sangre de los vasos. La energía los daña por termocoagulación, pero respetando al máximo la piel y permitiendo un tratamiento eficaz y seguro.
Los pacientes con pieles de fototipo IV, V y VI (moreno-negro) conllevan un mayor riesgo de quemaduras, por lo que hay que trabajar a potencias más bajas de láser, dando resultados menos satisfactorios.

Riesgos y efectos secundarios
El láser es un tratamiento seguro y que normalmente proporciona resultados muy buenos sin problemas. Sin embargo, como cualquier acto médico, hay riesgos y la posibilidad de efectos no deseados. Estos incluyen hematomas, hemorragias superficiales, descamación, infecciones cutáneas, quemaduras, hiperpigmentación (manchas oscuras) y hipopigmentación (manchas blancas).

Antes del tratamiento de lesiones vasculares con láser
El día de la consulta inicial con el médico, después de tomar historial médico y comentar los beneficios y riesgos del tratamiento, se hace el test de prueba, que es disparar unos pulsos de láser en una zona determinada, para comprobar tu reacción individual al tratamiento. Recomendamos evitar la exposición al sol o a los rayos UVA durante 4 o 6 semanas antes del tratamiento, y no hacer aplicar cremas bronceadoras durante 4 semanas
No depilarse con cera, pinzas, electrólisis o cremas depilatorias durante 3 semanas antes del tratamiento.
No aplicar maquillaje o desodorante el día del tratamiento



  Láser para lesiones vasculares
El tratamiento dura de 30 a 60 minutos, dependiendo de la extensión del área a tratar. Durante el tratamiento, llevarás unas gafas especiales para proteger tus ojos del láser. No es un tratamiento doloroso, aunque la sensibilidad es individual y varía mucho. Normalmente se describe como si una tira de goma elástica se estrellara en la piel. Para minimizar la molestia y reducir los posibles daños colaterales, aplicamos frialdad localizada por medio de un aparato médico de refrigeración cutánea. A veces, los pacientes notan olor a pelo quemado, lo que es normal.

Después del tratamiento
Justo después del tratamiento, la zona tratada estará inflamada y enrojecida, con posibilidad de pequeñas hemorragias (petequias) o hematomas. Solemos aplicar hielo de aloe vera para disminuir la inflamación y la molestia.
Recomendamos evitar el sol en la zona tratada durante unas 8-12 semanas, y utilizar protección solar con cremas de SPF 30 como mínimo.
La mayoría de pacientes pueden volver a sus actividades regulares inmediatamente. Aconsejamos evitar ejercicio intenso y natación durante al menos 24 horas después del tratamiento.

Resultados
Normalmente, son necesarias unas 3-5 sesiones de tratamiento para lograr resultados óptimos. El número de sesiones requeridas para cada persona dependen de una variedad de factores, tales como el fototipo y la calidad de la piel, y sobre todo, el diámetro, localización y color de los vasos a tratar. Las venas de las piernas suelen ser más resistentes que las faciales.
Una vez tratadas con éxito, las venas dilatadas pueden reaparecer al cabo de meses o años, por lo que es posible que sea necesario un nuevo tratamiento.

Reserva tu consulta aquí